domingo, 9 de agosto de 2009

Mi querida Córdoba, ¡cuánto te extraño!








De una manera extraña siempre necesito volver a vos, Córdoba linda. Siempre vuelvo, a pesar de que no hayas sido precisamente la ciudad que me acunó entre sus brazos. Y siempre que vuelvo, no me quiero ir, siento que el corazón quiere plantar bandera en ese lugar, porque allí fuimos muy felices los dos.

8 comentarios:

pezespajaro dijo...

fua!!!!

Corina Margarita dijo...

Córdoba siempre te espera

:)

Verónica Cento dijo...

Sí, y yo siempre la añoro.


Besos a las dos!

María Evangelina Trabucco dijo...

tiene eso de hechicera, la Docta!

mauricio rey dijo...

Tiene magia La Docta.Besos!!!!

mauricio

Jotiña dijo...

¡¿estás en Córdoba?
Buena, genial estadía,Vero!

Adolfo Payés dijo...

Un placer conocer tu blog.. es mi primera visita. sé que regresaré.

te dejo mis saludos fraternos
un abrazo.

Verónica Cento dijo...

Gracias a todos!!!Besotes