quiero creer que este temblor
no es más que un indicio
de que algo se ha alborotado
y ha comenzado a crecer
a expandirse
a arañar
la fosa íntima
laberíntica imagen del deceso
y el deseo
está allí
con ojos abiertos
contemplando
constatando
de que esa luz
de que esa bendita luz
arañe bien profundo
deje secuelas
¿y el miedo?
¿y el miedo de lo que vendrá
luego del augurio?
no es miedo
es no creer
en la posibilidad
esto no debería suceder:
y el ritmo en el cuerpo
acaudalado
delirando
aterrado
buscando qué
añorando qué
otro cielo
otro lado del paisaje que existe
cuando irrumpe el relámpago
y todo se desborda
y nada más importa
que dicha contemplación

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fragmentos de la crónica "Baños de mar" de Clarice Lispector

Poemas de Patricia Guzmán

La mansa alegría (Fragmento) Clarice Lispector.