sábado, 21 de mayo de 2011

gélido el nombre
y en la lengua
el hartazgo de la memoria
muerta la palabra anuncia
la desnudez del miedo
al silencio
al desvarío
a la tentación por lo imposible
que no llega pero resuena en el cuerpo
y el galope en mis manos
y la sed que zozobra
horadándome

4 comentarios:

Karen dijo...

bello

Verónica Cento dijo...

Gracias Karen, saludos.

Javier F. Noya dijo...

"muerta la palabra anuncia
la desnudez del miedo"

Bella metáfora. Bella poesía. Si no nos desesperásemos, qué sería de nosotros...Besos.

Verónica Cento dijo...

¿Verdad? Pienso lo mismo, Javi. Desde la desesperación surge un lenguaje.
Gracias, un abrazo!