sábado, 10 de mayo de 2008

indiscutiblemente
tengo miedo
de lo que la palabra
me obligue a pronunciar
o a callar

8 comentarios:

Vero dijo...

Impecable y redondito... me gusta como escribís, voy a leer mas. Saludos de otra enamorada de Cba.

vestir la sombra dijo...

Claro amiga,

la palabra tiene todos los visos.
a veces
es silenciosamente peligrosa
o todo lo contrario

b.

Indigo dijo...

casi,casi da más miedo lo callado

Verónica Cento dijo...

Gracias Vero.
Este poema dudaba en subirlo, sentía que estaba cortado, en realidad lo sigo pensando. Aún no he podido darle el cierre que me gustaría. Porque en cuanto a ritmo lo siento un poco flojo.

Gracias

Verónica Cento dijo...

Belkis:

Qué lindo verte. Gracias por darle al blog una nueva luminosidad.
Un abrazo

Verónica Cento dijo...

Gracias Indigo.

Pasaré por tu blog.

Cristina Müller-Karger dijo...

uy... hermoso.

justo, esta mañana desperté con un pensamiento... la palabra dicha va dándo forma a lo que somos.

a veces es dulce esa experiencia, otras es terribleblente dolorosa.

qué bien haber estado por aquí... gracias

cris.

Verónica Cento dijo...

Gracias Cristina por acercarte. Saludos