yo no quiero más que un nombre para este miedo
porque es un pobre ser sin cuerpo definido
no tiene un habla para conjurar a los dioses
no tiene manos para escribirse
no tiene ojos para mirarme y enfrentarnos

porque si mi miedo tuviese un nombre
podría llamarlo para que por fin venga
y nos podamos sentar frente a frente
a perdonarnos

Comentarios

Veronika ha dicho que…
No sé si mi miedo tiene nombre, a veces viene sin que yo lo llame...

Saludos
Jota ha dicho que…
las personificaciones de nuestros fantasmas tienen la suficiente cobardía para no aparecer cuando los estamos esperando. He dicho.
porahora ha dicho que…
bucea ud sin tubo de oxigeno por el rastro más poco ahuellado

miedos sin nombre
pero con origen
o lo innombrable tampoco tiene nacimiento?

etc etc

chau!
Flores de su pena ha dicho que…
Hola Vero:
Me alegra que te haya gustado la canción "Ne me quitte pas", no es para menos, es demasiado conmovedora y hermosa.
Te cuento que estuve escuchando unas cosillas de Malena Muyala y me gustó mucho. En mi blog dejé publicado un video con escenas de una película, donde el fondo musical es una canción interpretada por Malena. Supongo que ya lo habrás visto.
Con respecto al poema, me identifiqué mucho con él. Creo que a veces no podemos nombrar nuestro miedos ni ponerles medida, es así, desafortunadamente.
Seguimos por estas letras.
Un abrazo.
Verónica Cento ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Verónica Cento ha dicho que…
Gracias Verónika por tu lectura.
El miedo sabe en qué momento aparecer y en qué momento irse. Este poema es un intento por hacer las pases con él.

Saludos
Verónica Cento ha dicho que…
Luc

Qué bueno verte. me gustó eso de bucear sin tuvo de oxígeno. Sí, es cierto, últimamente lo hago de forma despiadada.

un abrazo

Entradas populares de este blog

Poemas de Patricia Guzmán

Fragmentos de la crónica "Baños de mar" de Clarice Lispector

La mansa alegría (Fragmento) Clarice Lispector.