yo sé que llorar sólo apacigua un tercio de todo el dolor
ahogado aquí, nacido acá, en este recio cuerpo
pero no dejo de aspirar
a que un día
un gran llanto precipitado
sepa traducir, comulgar y redimir
el gran laberinto que me niebla

Comentarios

Flores de su pena ha dicho que…
¡Hola Vero! Qué bueno que le pusiste música a tu blog. Hay personas que se incomodan, pero a mí me agrada que pongan buena música a estos sitios.
Volvemos a lo del llanto...seguro serán reivindicadas tus lágrimas. El diluvio pasará. La obnubilación no puede ser eterna.
Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Fragmentos de la crónica "Baños de mar" de Clarice Lispector

Poemas de Patricia Guzmán

"Es injusto" de María Auxiliadora Álvarez