miércoles, 30 de abril de 2008

Más allá del silencio

1

es el mismo silencio que te habita
quien deposita en mi lengua
esta mudez indescriptible

2

hacer hablar a la palabra
sería la audacia más hermosa

9 comentarios:

Flores de su pena dijo...

Veronica:
Te invito a que leas a la poeta María Calcaño, nació en mi ciudad: Maracaibo. A mi me fascina y casi nadie la ha leido, incluso, nunca la incluyen en las antologías de poesía femenina venezolana.
Búscala, creo que te puede gustar.
Sigo leyendo por aqui.
Un abrazo.

Jota dijo...

1
los silencios mutables
y caminantes
ahora
justo ahora
bajan a compartir
sus sombras

2
hacer hablar a la audacia
sería la palabra más hermosa

(se me ocurre)

Flores de su pena dijo...

Verónica:
Con respecto a María Calcaño, el único libro de ella que tuve en mis manos fue el de sus Obras Completas, publicado en 1996. Seguramente lo podrás encontrar en las librerías. No sé si ya lo habrán reeditado, haz la prueba.
Un abrazo.

un tordo dijo...

apostemos por la audacia y por riesgo de escucharlas!
un beso vero

Félix dijo...

Me gustas estos poemas tuyos sobre el silencio.

El silencio es una magia que dice (la mayoría de las veces) más que las palabras. Amar en silencio. Odiar en silencio.

Me gusta cómo lo escribes.

saludos del lado de allá.

Verónica Cento dijo...

Gracias nuevamente por recomendarme a María Calcaño.Un besote.

Verónica Cento dijo...

Jota:

Gracias por acercarte. Qué bueno que mis silencios te dieron ganas de jugar con los tuyos
Un besote

Verónica Cento dijo...

Gracias Tordito por el aliento. Haremos todo lo posible para que esta audacia permanezca siempre.

Un abrazo

Verónica Cento dijo...

Gracias Felix por acercarte.
Saludos