Fragmentos de Antonia Palacios

No tengo dónde sostener la casa. Toda tierra es deleznable, toda tierra se derrumba. Pienso una casa en el aire, una morada abierta por donde transite el viento. En sus grandes agujeros anidarán las palomas. Mi madre llenará los vacíos dejando caer semillas desde su delantal ligero. Habrá latidos de perros y llegarán las tinieblas mucho después que el silencio. En el umbral de la puerta, mi madre vestida de blanco, recibirá el mensajero.

Todo se copia a sí mismo. Todo se refleja en un espacio perdido. El pájaro copia otro pájaro. La vida copia otra vida. Quiero mirar el pájaro caído desde lo alto, mirar comienzos de vuelo, alas en ejercicio y aquel aire que se copia de otros aires más ligeros. Voy contando los comienzos. En el sitio más fecundo mi madre se echó a dormir. El hambre me va acosando. Un hambre de cosas vivas. Mi madre inventa unos brazos que se alargan memorioso. Miro mi sitio vacío, clamo por el olvido. La claridad de mi madre comienza a copiar la sombra.

Tengo un ojo que sostiene las cosas en el aire. Un mirar que se adentra hacia la sombra. Un vacío recién abierto muestra su desnuda hondura. Todo se vuelve oscuro. Se disuelven las formas, cambian los sonidos. Las distancias se borran y comienzo a transitar mis límites.

Antonia Palacios. Hondo temblor de lo secreto. Monte Ávila Editores, 1993.

Comentarios

ro ha dicho que…
qué bueno, vero. no la conocía. pucha, qué ganas de verte!
abrazo enorme y ojala que hasta pronto
Verónica Cento ha dicho que…
Ro, viste qué genial? Te la presento: es una poeta venezolana, me faltó colocar nacionalidad. El muy pronto está cerca. Abrazo
mauricio rey ha dicho que…
Belleza!!! Me encanto leer a Antonia Palacios!!!
Verónica Cento ha dicho que…
Qué bueno que te haya gustado, Mauricio! Abrazo

Entradas populares de este blog

Poemas de Patricia Guzmán

Fragmentos de la crónica "Baños de mar" de Clarice Lispector

La mansa alegría (Fragmento) Clarice Lispector.