hagamos de cuenta que esto es un sueño
el deseo temblando en tu dedo
el hambre hueco /hincando en la transpiración
para ver si el cuerpo aún respira
el hambre y el miedo meciendo
el látigo furioso con que romperán
la sombra amalgamada en tu rostro
el ropaje nocturno manteniéndote lejos
emancipado/ruinoso/quejoso
hagamos de cuenta que esto es un sueño
el deseo buscando tu boca
manteniéndose sólo por un hilito nocturno
maldecido ferozmente
por la vacuidad de la noche

pero no es un sueño
y en esta dulzura casi intocable
mi mirada se retira/se aísla/se adormece
y enfoca lo oscuro
eso que duele tantísimo menos
mientras la sombra de tu cuerpo
arrimada junto a la mía se sostiene
de la frialdad de las sábanas
pero juro que existe un espacio
en medio del lecho
donde nuestros cuerpos se sustraen
conmovidos
todas las noches

Comentarios

romina ha dicho que…
me encantó, vero. "tan violentamente dulce"
Pablo Hernández M. ha dicho que…
hacer de cuenta que la vida es un sueño, como dijo Calderón... un largo, dulce y amargo sueño
Verónica Cento ha dicho que…
Querida, qué lindo verte por estos pagos... un abrazote y gracias por las lecturas.
Verónica Cento ha dicho que…
Exacto, Pablo: un largo, dulce y amargo sueño...

Saludos!

Entradas populares de este blog

Poemas de Patricia Guzmán

Fragmentos de la crónica "Baños de mar" de Clarice Lispector

La mansa alegría (Fragmento) Clarice Lispector.