lunes, 23 de junio de 2008

Yolanda Pantin

Vitral de mujer sola

Se sabe de una mujer que está sola
porque camina como una mujer que está sola
Se sabe que no espera a nadie
porque camina como una mujer que no espera a nadie
Esto es
se mueve irregularmente y de vez en cuando se mira los zapatos
Se sabe de las mujeres que están solas
cuando tocan un botón por largo tiempo
Las mujeres solas no inspiran piedad
ni dan miedo
si alguien se cruza con ellas en mitad de la vereda
se aparta por miedo a ser contagiado
Las mujeres solas miran el paisaje
y se diría que son amantes
de las aceras/ de los entresuelos/ de las alcantarillas/ del subsuelo
de los subterfugios
Las mujeres solas están sobre la tierra al igual que sobre los árboles
les da igual porque para ellas es lo mismo
Las mujeres solas recitan parlamentos
estoy sola
y esto quiere decir que está con ella
para no decir que está con nadie
tanto se considera una mujer sola
Las mujeres solas hacen el amor amorosamente
algo les duele
y luego todo es más bien triste o colérico o simplemente amor
Estas mujeres se alumbran con linternas
van al detalle
saben donde se encuentra cada cosa
porque temen seguir perdiendo
y ya han perdido o ganado demasiado
Ellas no lo saben
porque van del llanto a la alegría
y a veces piensan en la muerte
También planean un largo viaje e imaginan encuentros posibles
Administran el dinero
compran legumbres
trabajan de 8 a 8
Si tienen hijos hacen de madres
son tiernas y delicadas
aunque muchas veces se alteren
un pensamiento recurrente es
ya no puedo ni un minuto más
Las mujeres solas tienen infinidad de miedos
terrores francamente nocturnos
los sueños de tales mujeres son
terremotos catástrofes sociales
Una mujer sola reconoce a otra mujer sola de forma inmediata
llevan el mismo cuello airado
lo cual no quiere decir que no quieran a nadie más que a sí mismas
esto es completamente falso
Lo cierto es que la casa de una mujer sola
está abierta a su antojo
Una mujer sola
no puede curar su soledad
porque nada está enfermo
se remedia lo curable
una gripe o un dolor de estómago
La mujer que piense que su soledad es curable
no es una mujer sola
es un estado transitivo entre dos soledades
infinitamente más peligrosas
Una mujer sola es una mujer acompañada
aunque de este hecho no se percate más que el zapato
al que mira con detenimiento
o el botón
que parece representar algo verdaderamente importante
como de hecho lo es
como los árboles o el cielo
sólo que el privilegio que deriva de semejante atención
es más bien propio de las almas temperadas al siguiente fuego:
id contigo
para estar con vosotros

De: Correo del corazón, 1985

Yolanda Pantin.
Poeta, dramaturga y escritora venezolana de literatura infantil.

6 comentarios:

Natalia Molina dijo...

Qué poemón! increíble!
gracias por subirlo a tu blog y compartirlo.
un abrazo!

Jota dijo...

en serio, Cento. Precioso, ¿de dónde es Pantin?
Ah, y me encantóoo la nueva foto de JC ahí al costadito.

Besotes!

Verónica Cento dijo...

Gracias Nati.
Yolanda es una de las tantas poetas venezolanas que me cautivó.
Te recomiendo que busqués trabajos de ella por la web, se consiguen cosas muy interesantes. Un abrazo

Verónica Cento dijo...

Pantin es Venezolana, Jota.
Buscala en la web, en verdad que se merece una muy buena búsqueda esta poeta.

Ojalá te guste más cuando la conozcas!

besos

Elena dijo...

Moyy bueno, Cento, te pasaste con el post...
Un abrazo!

ah, le estoy secando un poco el cerebro a la Carrión para que armemos un recital contigo

Verónica Cento dijo...

jejejeje

Elena:

Algo me comentó Carrión. Vamos a ver qué podemos organizar. Pero algo chiquito eh! mirá que yo soy tímida, y eso de andar leyendo en público me produce unos nervios terribles. Juaaaa.
Te mando un abrazo loquis.