jueves, 3 de septiembre de 2009

Llueve dentro y fuera de mí
pero esta vez el agua
posee otra intención:
la de purificarme el alma
a través de la palabra

Escribir será por fin una fiesta.

No hay comentarios: