sábado, 26 de junio de 2010

Sólo para vos.

pensar
al cuerpo
y su dorso desnudo
la piel naranja
seca y elástica
pensar en tus manos
grandes como las mías
aunque gruesas
imagino cómo ellas
tocan el libro
y abiertas y fuertes
lo abrazan
porque un libro es
un cuerpo en miniatura
un bosquejo de sonoridad
que agolpa
enloquece
hasta dejarte
rígido
mientras tus pies
realizan un movimiento
rítmico y volátil
que tienta al deseo

pensar
como si ese libro
que rozas
es este cuerpo
el propio.

9 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
VERONICA

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE BLADE RUUNER , CHOCOLATE, EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO.

José
Ramón...

Buceadora dijo...

Pensamientos que sienten como manos, como poros, como ojos, como hambre del otro.

Precioso!

GEORGIA dijo...

Poema que invita a la caricia, a la lectura de los cuerpos...


un abrazo

Verónica Cento dijo...

Gracias José Ramón. Saludos.

Verónica Cento dijo...

Gracias, Buceadora por tus palabras.

Verónica Cento dijo...

Gusto en verte, Georgia.
Definitivamente parte todo desde el cuerpo..beso.

Javier F. Noya dijo...

Bello texto y ni hablar para la persona destinataria de estos versos. Los he disfrutado en la piel. Saludos.

Verónica Cento dijo...

Qué gusto verte, Javier;)

Saludos.

Pablo Hernández M. dijo...

lo que las manos del pensamiento va más allá de la carne

saludos