domingo, 17 de enero de 2010

temer a ese sonido de lengua
que viene de lejos
de una noche no conocida
por este cuerpo

temer pronunciar su nombre
como si hacerlo fuese traerte
nuevamente
a este cuarto solo
y enfrentarte
pero en el instante
en que la boca hable
sabré con certeza
que ese encuentro
no habrá servido de nada
y que los sueños sólo sirven
para ahogarnos en acciones
imposibles

temer por fin a esta soledad huraña
que no se cansa en tejer y destejer
recuerdos hecho de arena
corriendo por mis manos

temer a esas palabras
que no dijimos
porque nunca
propiciamos
otro encuentro

temer a ese sonido de agua
que suena en este oído
como si trajera restos de un naufragio

algún día
tu mano
golpeará esta puerta
y preguntará por mí

7 comentarios:

romina dijo...

"temer a esas palabras
que no dijimos
porque nunca
propiciamos
otro encuentro"

para imprimir y subrayar, doblar la hojita para adentro, aprender de memoria

Verónica Cento dijo...

Romi, linda, gracias por esas palabras. Besos!

vestir la sombra dijo...

amiga,
me gustó leerte, cómo has estado, cómo va la realización de tu sueño

¡saludos!

Verónica Cento dijo...

Belkis...prometo llamarte luego de esta semana espantosa de exámenes finales. ¿Te llamo para tomarnos un café?

Federico J. B. dijo...

Qué lindo final! Me hace acordar al tango "tabaco".

"tu
que vives feliz
tal vez ésta noche
te acuerdes de mí"

Tangaso.

Poemaso.

Federico J. B. dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=6sYnlpMgQ9E

Más fuerte que yo, busquéle.

"Tabaco" por Julio Sosa.

Verónica Cento dijo...

Lo voy a buscar!!