lunes, 6 de julio de 2009

en este profundo
"estado de exilio"
estoy convencida
que lo único que salva
es la poesía

5 comentarios:

María Evangelina Trabucco dijo...

Nuestra venganza es el amor, Veronique... Dulce veneno de las flores.

www.sinseXuras.blogspot.com

Conversaciones de todo dijo...

El mierle de la semana pasada estube en caracas

Cris Cam dijo...

Mi muy estimadísima amiga y futura colega (en mi caso un futuro muy subjuntivado, vea):

El laburo y la facu no me dejaron tiempo ni de respirar, sumado a que soy un viejo de mierda quedé al borde del K.O.

Espero que hays podido sacar tu libro (entré como patada de burro y ya me voy) con el prólogo que corresponda...

Cuando me baje un poco la reg... digo, descanse, quizá pueda pegar unos pincelazos de brocha gorda en alguno de tus poemas (como siempre, como debe ser).

Te dejo un abrazo.

Verónica Cento dijo...

Mi queridísima Eva, gracias por tus palabras. Siempre es un gusto. Abrazos.

Verónica Cento dijo...

Querido Cris:


Te escribo un mail mejor detallándote algunas cosas sobre el libro y mi vida. Besos!