lunes, 30 de marzo de 2009

iii

Lo que venga después del acto será más confortable que este constante abuso de desdicha. Quizás entrar en acción comience a ser un proverbio en mi vida para poder ser feliz. Entrar en acción significará comunicarme o ingresar en el umbral más oscuro que posee esta casa. Ambos conducen a ese más allá que necesito.
Lo que venga después del acto tendrá contacto directo con la palabra: todo se sostendrá de lo que exprese o lo que deje de expresar. El problema es saber cuáles son las palabras correctas.

3 comentarios:

hatoros dijo...

HE AHÍ EL DILEMA, QUERIDA AMIGA.
¡DESCUBRÁMOSLO!.
MÁS HERMOSO ES LEERTE.

Elka María dijo...

Dilema necesario....

Verónica Cento dijo...

Gracias Hatoros y Elka. Prometo pasar por sus blogs. Saludos.