viernes, 13 de febrero de 2009

i

arderé hasta que el demonio interno
se vuelva cenizas
en estas manos

ii

si no quemo mi velo demencial
no podré devolverme a la noche
y el día será inmensamente nostálgico

iii

fuego de este cuerpo
y cenizas de esta hoguera
serás

ya no me quema tu palabra

iv

todo infierno tiene un giro demencial
uno reviste el alma luego de volver
de la oscuridad

v

quemaría todo esta muerte
en la hoguera más terrible
con tal que el demonio se extinga

vi

el humo del infierno
empaña el camino del regreso
hacia mi vida

vii

hablaré el idioma del fuego
para aprender el idioma de la oscuridad

6 comentarios:

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Verónica
Me detuve aquí un rato... andando de paseo por la red, en busca de contadores de cuentos, para aprender y compartir. Un saludo desde Mérida. Jabier.

David Bizar dijo...

Pasión seria mi palabra para describir este poema. Profundo e Inspirador, disfruto tu forma de escribir, lo haces muy bien. Me gustaría tu opinión acerca de los míos.
Un cordial saludo desde Valencia.

Verónica Cento dijo...

Gracias javier por esta visita. Pasaré por tu blog a conocerlo. Saludos.

Verónica Cento dijo...

Gracias David. Prometo pasar por tu blog. Luego te comento. Saludos.

Cris Cam dijo...

Gozaré este incendio de bosques
me pararé en la rama menos pensada
y te miraré a los ojos
para despedazarme
en el agua de tus pupilas.

Verónica Cento dijo...

Ay Cris! Pará con esos poemas tan buenos! jejejejejejjejej Es todo un logro poder entonar tan buenos versos como simple respuesta a un poema. Ya te lo dije varias veces...pero éste es muy bello. Abrazos.