sábado, 21 de julio de 2012

Caracas, 21 de julio


Lo poético no llega a mi vida. No trasciende el cuerpo. No araña a la hembra. Tampoco a la niña.
¿Dónde, entonces, anidará el gesto de la boca en penumbra? ¿Y en dónde esa boca señalando la calidez del mundo?


2 comentarios:

Teyalmendras dijo...

Lo poetico nunca avisa cuando llega... solo empapa y filtra por donde más blanda es el alma.

Genial tu texto.

Besos almendrados ;)

Veronica Cento dijo...

Te agradezco tu lectura. Té y almendras suena deliciosa como combinación.


Saludos!