Caracas, 21 de julio


Lo poético no llega a mi vida. No trasciende el cuerpo. No araña a la hembra. Tampoco a la niña.
¿Dónde, entonces, anidará el gesto de la boca en penumbra? ¿Y en dónde esa boca señalando la calidez del mundo?


Comentarios

Teyalmendras ha dicho que…
Lo poetico nunca avisa cuando llega... solo empapa y filtra por donde más blanda es el alma.

Genial tu texto.

Besos almendrados ;)
Veronica Cento ha dicho que…
Te agradezco tu lectura. Té y almendras suena deliciosa como combinación.


Saludos!

Entradas populares de este blog

Poemas de Patricia Guzmán

Fragmentos de la crónica "Baños de mar" de Clarice Lispector

La mansa alegría (Fragmento) Clarice Lispector.