Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011
Imagen
yo, desmelenada
parto del vínculo
del cuerpo y mi voz
me curvo
y la lengua rastrea
el sentimiento de orfandad
yo, casi bruja
destrabo, arranco
el verbo que por momentos
se vuelve conjuro
ya no me basto
digo al aire
y el lenguaje se alarga
salvajemente
husmea el suelo
relame el sabor del miedo
que, enmascarado, subyace en su cueva
por última vez
y el codo toca la aridez
la sequía
y el relámpago siempre
infinito, dulce y certero

yo, descreída
trazo un nombre
en el tapiz de la miseria
desmembrar
desventurar
descreer
desvencijar
repito
tarareo locamente
esta condición de sentirme desbordada
¿repetir el verbo hará que mi condición
transmute?

luminosa y bandida
tanteo la vegetación
hundo mis manos en el agua
escribo y recito
con el miedo a la lluvia
la voz se torna intacta
minúscula partícula
que enuncia un cuerpo
desde la tempestad
la errancia de un rostro invisible
y la torpeza de unos pies
que no encuentran el recinto
donde la palabra reverbera
entre estos dedos
el milagro es un i…
Imagen
alguna vez
lo pronuncié con profundo recelo
y entre mis dientes tembló
desesperado
solo
el verbo en su engranaje
pero nunca fue suficiente
esa danza del cuerpo robusto
arañando la esperanza de la visibilidad
el ver no estaba en la palabra
y tampoco en la escritura
hizo falta
entonces
que las manos comulgaran con la idea
de arrojar lo inservible
y de guardar entre los dedos
la necesidad del soplo de vida
para sobrevivir
esta vez
a la intemperie

alguna vez lo dije
pero tal vez nadie me escuchó
el silbido bajito
sábanas adentro
con el cuerpo húmedo
en espera de que alguien
abriese los bordes de la tela
y me viese por el hilo conductor del universo
sin embargo nadie vino
nadie nunca abrió la puerta
y las piernas quedaron truncas
con miedo a su propia sombra
siempre
de fondo
el llanto de niña
llanto de adolescente buscando el exilio
el auxilio de esta voz

alguna vez lo dije
pero hoy es tarde
el corazón duerme
arrinconado
en estos pechos
soberbio
tengo la certeza de que algo me llama
cómo saber qué pájaro está picoteando la herida
o en cuál geografía de esta oscuridad
la esperanza es latido
mordedura o muerte
como ese instante en que alguien
pronuncia una palabra
y el sonido se aísla
entonces cuestiono:
¿qué tan raudo vuela el miedo?
¿la decepción o el vacío?

y adviene una voz que más que consolar
devela que esconder es un signo de abandono
también escribir
encubrir la mano y negar lo escrito
implica ataduras
¿qué tan difícil es entender el camino?
¿la palabra siempre es la misma?

mi boca no conoce el lenguaje
no entiende por dónde partir
y dónde detenerse
por eso está decidida a guerrear
duramente
esta jodida vida
matarla o reconstruirla
hilvanarla desde cero