sábado, 15 de mayo de 2010

escribir no salva
de la oscuridad
más bien habitúa
a mirarse en el espejo
hasta diluirse

el camino a casa será largo
y las palabras
se convertirán en humo
cuando se aproximen
al corazón de ese bosque

el rostro
desde la maleza
alzará la boca
y pedirá clemencia

8 comentarios:

mauricio rey dijo...

Te seguiré leyendo y habrá belleza!!!
Buenísimooo!!!!

m10!

Verónica Cento dijo...

Gracias Mauricio, saludos.

Pablo Hernández M. dijo...

Saludos. Te espero en mi nuevo blog: http://lavozdentro.blogspot.com/

Cerraré Fuego fatuo dentro de unos días pero me gustaría tenerte por el nuevo.

Que estés bien.

Pablo Hernández M.

Javier F. Noya dijo...

Hola: recalo aquí navegando de blog en bog en esta tarde aburrida y debo reconocer que no hay ocio que por bien no venga. Me han gustado tus versos. Volveré. Saludos.

Verónica Cento dijo...

Gracias, Pablo, voy a anotar tu nuevo blog. Saludos.

Verónica Cento dijo...

Gracias Javier, saludos.

Viajera dijo...

me encanto!
saludos!

Verónica Cento dijo...

Gracias Viajera, saludos!