domingo, 23 de noviembre de 2008

La poca artista

no tengo que fingir palabras
ellas salen disparadas hacia el mundo
y se colocan dentro de las bocas que tiemblan
me siento autosuficiente por las noches
al abrir los libros que más adoro
y hurgar ahí, donde la palabra vibra

a veces
presiento una inseguridad infantil
una porción de mí que no doy a nadie
siento una incapacidad de sacarme el velo
de mostrar la fiera que me vive
que me ama, que me exige y transporta.

no soy una mera formulación de huesos
mi carne existe
doy en general más vida que muerte
carezco de oscuridad crepuscular
y mis ojos son la amplitud de mis palabras

la poca artista que hay en mí
asume la falta de verbo
de palabra

extraño contemplar el corazón deshogado
y las manos escribiendo a golpes
los ruidos del motor del alma.

soy una garganta que grita
la crueldad del verbo al no existirme
al no habitarme en cada pálpito
en el latido de mi yo interior

esta mujer
la casi artista que vive

la que sobrevive
cae en un esterilidad poética.
en una muerte anunciada.

7 comentarios:

Cris Cam dijo...

Denahi dejó su kayak al pie del totem.
Se lavó la cara en las aguas de la vertiente y comenzó a pintarse según le mostraban los espíritus del humo.

Sus manos ya no pueden tejer las redes, sus piernas no pueden alcanzar los conejos, su lanza ya no caza venados.

Recitó los cantos guardados desde su tierna iniciación en las ya gastadas piedras de su pecho.

Agradeció la luz boreal que lo saludaba.

Ya estaba listo para limpiar la escena.

Comenzó el fragil camino blanco al encuentro de su destino, el abrazo del oso blanco.



(Afanado como corresponde de varias fuentes que la memoria que... este... he... bué...¿que decías?)

Corina Margarita dijo...

Sos grossa, Vero!

son tus palabras las que vibran, las que se corporizan, encarnan...

y son verbo puro, masa, peso, borde...



(y de la hambruna de las Lic. tiene razón... pero... acabo de saborearme un sandwich de jamón que ummmm guardaré en la memoria jajaja)
(ah... la palabra de "verificación" es vericsis... qué redondo todo jaja)

Besote

Georgia dijo...

"soy una garganta que grita
la crueldad del verbo al no existirme
al no habitarme en cada pálpito
en el latido de mi yo interior"


Bárbara querida

La escribiente diurna dijo...

Buenísimo Cris!

Sos imparable! te voy a tener que poner uno más difícil jajajajaja

besos

La escribiente diurna dijo...

Mi querida licenciada:

Espero que pronto, cuando vuelva para mi patria, celebremos cerveza de por medio, su gran éxito y el reencuentro, of course!!! Lo de grosa lo pongo tanto en duda, más ahora que no logro ni hacer una selección decente para un posible librito. Usted puede creerlo? y sí...la inseguridad me mata...besos Cori

La escribiente diurna dijo...

Gracias Georgia. Siempre tan lindos tus comentarios! beshos

©Claudia Isabel dijo...

hay sensibilidad exquisita acá...Córdoba es la cuna de mujeres hermosas y de poetas increibles!!!