sábado, 11 de mayo de 2013


estamos a la espera de algo que no entendemos
da miedo esa sombra en el cielo
de a ratos es como una mano negra
deslizándose
con intención plena de hundir nuestro esqueleto
estamos a la espera de la humedad
y algo contiene la lluvia
y el temperamento funciona contra reloj
vivimos con la plena intensidad de que algo no está bien
que algo permanece velado
no es solo el cielo, allá arriba, es también el mundo
acá abajo, sorteando el mal humor, la tristeza,
la anchura de la cintura que revienta en llanto
es el día que amanece gris todo el tiempo
perdimos el vínculo con la luz del sol
y nos desdibujamos
sí, somos los mismos pero aparentamos una soledad terrible
los ojos llenos de nada que pueda comprenderse
no al menos hoy
que el día es uno más de aquellos
en que uno quisiera morirse del todo
porque vivir así/grises y comedidos/ nos enfurece
nadie está acostumbrado a embeber el alma en esta oscuridad
y salimos al balcón con la esperanza de vislumbrar un cambio
alzamos la vista y lo que el cielo devuelve
es más desolador
mejor se está en casa
con los libros
el mate amargo
al que le damos nuestro último aliento
mejor se está a solas, escribiendo
con la mirada inclinada hacia dentro
la bendita hoja que está allí, palpitando

5 comentarios:

Corina Margarita dijo...

Uy, Vero! me leíste el día...
justo hoy paso y veo esto
así
tan así




___________
abrazo, querida!

Verónica Cento dijo...

Ay, esos días fueron raros...fueron luego de las elecciones...:)
Qué bueno que te leí el pensamiento.

Violeta Torres dijo...

Bello texto!!

Violeta Torres dijo...

Bello texto!!

Verónica Cento dijo...

Gracias Violeta.

Saludos ;)