sábado, 29 de septiembre de 2012


El problema es la garganta, la lengua y el ápice del habla.