martes, 30 de junio de 2009

Cuando quiero escribir y sólo vienen silencios...

Cuando quiero escribir y solo vienen silencios
surgen de mí palabras rotas
fragmentadas
como si dentro de todo este cuerpo
hubiese escondido aquello otro
que no puede decirse con palabras.

Hago intentos verbales
para bordear este sentimiento de soledad
pero nada de lo que escriba justifica
estas manos que giran sobre esta mesa
estos dedos que buscan venganza
y rayan papeles con tinta rancia
para otorgarles oscuridad.

Nada de lo que digan o hagan las palabras
impedirá que coquetee con esta muerte
invisible y ridícula

cuando quiero escribir y sólo surgen silencios
la boca se anticipa y muerde al deseo
y la palabra muerta
se ahorca en mí

8 comentarios:

María Evangelina Trabucco dijo...

Porque al leerte reaccionan los vellos de la nuca...
emoción, que le dicen

Corina Margarita dijo...

el anteúltimo párrafo me parece excelente, Vero...

y ese final, ese final... clímax supremo

Besote

mabel casas dijo...

verónica

simplemente genial!!

fuerte
profundo

los dos últimos versos...tremendos e impecable poesía!

abrazos

mauricio rey dijo...

Fatal!!! Directo al alma,bello.Me quede exhausto,sin mas que decirte.Es un gustazo,es agua para el alma y la piel.

Besos!!!
Mauric10

Verónica Cento dijo...

Gracias Evita. Un fuerte abrazo.

Verónica Cento dijo...

Gracias Cori.
Al final ese poema que te mostré lo dejé archivado, y yo puse cara de puchero. bu...!

besos.

Verónica Cento dijo...

Gracias Mabel. Anduve actualizando muy poco el blog. En gral subía cosas de otros autores, ya que andaba terminando la facultad y andaba full con los exámenes.
Gracias por darte una vuelta. Abrazos.

Verónica Cento dijo...

Gracias Mauricio. BEsos.