i

no era su rostro
ni su figura
era la voz de la palabra
recordándome
que la viera

ii

de qué sirve el cuerpo fingido
si el rostro es
la parábola del ser
cuando me nombras

Comentarios

Jota ha dicho que…
me gustan muuuucho estos caminos que vas tomando,Vero. El primero me llevo guardado. Tenes razón que a veces indagamos por lugares comunes,las dos.
=)
Frank ha dicho que…
Hola, Vero. Quizás el rostro sea esa interrogante latente en el cuerpo de cada ser; aunque se presente directamente, es nuestro misterio. Y la palabra aparece allí para darle forma.
Te recomiendo que leas a Andree Chedid; sus poemas sobre el rostro son realmente revelaciones.
Se te aprecia.
Silencio ha dicho que…
Me gusta el poema
principio de incertidumbre ha dicho que…
me gusta tu delicadeza, vero.


:)
memo ha dicho que…
la voz de la palabra recordandome, gran frase, como siempre te leo y te releo, saludos
anónimaux ha dicho que…
la parte ii
me encanto escribiente



saludd
vestir la sombra ha dicho que…
Bellísimas fotos y estupendos paisaje.

Ese estar con los árboles te habrá llenado del la aureola necesaria para escribir.

b.

Entradas populares de este blog

Fragmentos de la crónica "Baños de mar" de Clarice Lispector

Poemas de Patricia Guzmán

La mansa alegría (Fragmento) Clarice Lispector.