jueves, 3 de febrero de 2011





¿Qué me deparará este silencio?
si la lengua calla
hay un evidente malestar emocional
por eso me cuestiono mi propio lenguaje.
en estas palabras
debería revelárseme algo
la señal de un recto camino
donde esta mano
me conduzca hacia 
unas aguas donde
milagrosamente
el cuerpo adquiera otra vez el color
el verdadero aliento
la respiración hambrienta
de esta escribiente
que de diurna
por hoy
no tiene más que el nombre

Pintura de Odilon Redon. 

martes, 1 de febrero de 2011

Leyendo varias cosas: conociendo a Herta Müller y a Alda Merini, y continuando con el segundo conjunto de crónicas de Clarice Lispector. Sumamente complacida especialmente con Herta. Su prosa posee una belleza fragmentada, porque la narración se constituye a partir de imágenes muy cortas de las que siempre el ojo queda prendado. Yo he quedado prendada hasta la médula.