Entradas

Mostrando entradas de abril, 2008

Más allá del silencio

1
es el mismo silencio que te habita
quien deposita en mi lengua
esta mudez indescriptible2
hacer hablar a la palabra
sería la audacia más hermosa

Deshilvanando el silencio

tu silencio
rueda
vocalmente debajo de este cuello
se desarma para hablarte
pero cuánto le cuesta
a este chorro de luz
a este trozo de palabra muerta
a este cuerpo tan solo que cruje entre tus manos
pronunciartecuánto cruje el silencio entre tus dedos
cuánto de esencia contiene su mudez
cuánto de lengua acatarrada su palabratu silencio
se parece tanto a este cuerpo
se asemeja
al borde
que me duele como si lo fuera

Como culebras

Dormimos como culebrasAnais Nin
nuestra piel es un fósforo ardiendo
una paz imaginaria
un holocausto de fin de siglo
corriendo por estas venastomamos el libro de la muerte
e imaginamos los cambios del rostro
al mirarnos en el incestuoso espejo
luego nos dormimos como culebras
para esperar que llegue la mañana
a mojarnos la piel desecha.en su remoto agujero
el demonio más cruel nos hierve vivos
las manos se vuelven hurañas
y nos revolcamos como simios
hasta que el sol nos devuelva a nuestro origen
24 de septiembre de 2005
uno forja caminos con la esperanza de volver al origen
de sentir una vez el amor de madre o padre
pero los años suceden
y la nostalgia sigue intacta
y nada acontece
nadie llama a nuestra puertaentonces
nos devolvemos a la noche
eternamente solos
yo sé que llorar sólo apacigua un tercio de todo el dolor
ahogado aquí, nacido acá, en este recio cuerpo
pero no dejo de aspirar
a que un día
un gran llanto precipitado
sepa traducir, comulgar y redimir
el gran laberinto que me niebla

Lluvias

iel diluvio que lloré el sábado
hoy es una simple cáscara
que se me amolda a mi garganta
casi consolándome

iiel llanto sólo me ha sostenido
sin embargo
no alcanza para evitar el miedola escritura mucho menos
ojalá pudiese escribir todo lo terrible
en esta noche maldita
para desahuciarme de todo lo que gobierna este cuerpo
y así quedarme vacía por primera vez en la vidapero no
la alcoba va engrandeciéndose lentamente
y yo me incorporo en mi cama
en espera de que el nuevo día decante mi vidaojalá pudiese levantarme un día sin estas ojeras
sin estas marcas de mujer necesitada
sin estos signos de un lamentable orgullo
y sostenga en mis manos una vida
tanto miedo tengo al desengaño
que tejo de forma invisible
cada sonido en mi garganta
por miedo a que mañana
la palabra no sea más que polvo

xiii

Hace meses que no escribo. Hace meses que no escribo algo verdaderamente grande. Por eso este silencio, este encerrarme en mí misma, este enfrentarme al espejo para reencontrar a la mujer que observa, este juego de silencios y de muertes, por eso este miedo a pronunciar los sonidos. Porque todos ellos me remiten a otras instancias, a otros estados de crisis inabarcables en un papel, en un cuerpo, en una mano escribiente que duda ante la palabra amor o desamor.
Hace meses que no lloro con ganas. Hace meses que el cuarto huele a mar, a un mar inconsolablemente bello. Quisiera que el agua permanezca allí siempre, para intentar que la sequía desaparezca de mi vida. Quiero humedad en las palabras, quiero empaparme de las imágenes que me mueven, aquellas que me conmueven

Fotitos Gran Sabana

Imagen